Ondas de choque, la formación de nuevos vasos sanguíneos

El flujo de nutrientes en la sangre es necesario para iniciar y mantener los procesos de reparación de la estructura del tejido dañado. La aplicación de ondas de choque crea microrupturas capilares en tendón y hueso.

Como resultado de estos procesos de ondas de choque, las arteriolas son remodeladas, estimuladas para crecer y formarse otras nuevas. Los nuevos vasos sanguíneos mejoran el suministro sanguíneo y la oxigenación de la zona tratada y estimulan a la curación más rápida de tanto el tendón como del hueso.

Anuncios

Tratamiento del espolón calcáneo con ondas de choque

El espolón calcáneo es una calcificación del tendón de la fascia plantar en la zona de inserción con el hueso del talón. Generalmente se forma por un exceso de tracción mecánica de la fascia plantar:

  • En biomecánicas deficientes del pie.
  • Por fallos en el mecanismo de Windlass.
  • Por exceso de peso.
  • En ocasiones por problemas metabólicos que hacen que se acumule calcio en regiones tendinosas.

A diferencia de la Fascitis plantar en la que existe un engrosamiento e inflamación local de la inserción, en este caso existe una formación ósea puntiaguda.

La Onda de Choque es una onda acústica portadora de mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos musculo-esqueléticos en estados de dolor agudo y crónico. Estas ondas se caracterizan por un cambio de presión, de corta periodicidad pero de gran amplitud. La energía cinética del proyectil en forma de aire comprimido se transfiere desde el aplicador de la onda adentrándose en el tejido. Este efecto hace que las ondas de choque sean:

  • Activan la angiogénesis: se genera por la rotura de los capilares, una nueva formación de pequeños vasos que mejoraran la circulación en la zona.
  • Analgésicas e antiinflamatorias: se reduce el dolor por la destrucción de terminales nerviosas y se produce un aumento de la liberación de endorfinas.
  • Fragmentan las calcificaciones: la onda de choque ayudará a deshacer la calcificación y ésta se eliminará vía sanguínea.

Si padeces de espolón calcáneo, las ondas de choque son el tratamiento perfecto, por su efectividad y su baja tasa de efectos secundarios. También es vital conocer el origen de la patología mediante el estudio del pie, su morfología y su forma de relacionarse con el suelo así que, será primordial realizar un estudio de la pisada acompañado del tratamiento de ondas de choque.

Ondas de choque: Tendinitis rotuliana o Rodilla de saltador

La terapia de Onda de Choque ofrece una solución simple e inmediata. El paciente tratado siente alivio inmediato después de la primera sesión.

La tendinitis rotuliana, conocida como «rodilla de saltador», es una lesión en la que el tendón rotuliano se inflama. Produciendo dolor, sensibilidad y déficit funcional. Esta condición puede interferir con, o incluso poner fin, a la carrera deportiva, independientemente de la edad y es difícil de tratar.

La causa más frecuente de este tipo de lesión radica en los microtraumatismos repetitivos, como los que se producen al saltar de forma reiterada, correr sobre superficies duras, etc. Especialmente si se hace con un calzado inadecuado que no amortigua suficientemente el impacto del cuerpo sobre el suelo. También los golpes directos (especialmente a la hora de practicar algún deporte) sobre el tendón rotuliano pueden originarla.

El tendón rotuliano es un cordón fibroso de 3 centímetros de ancho y 4 de largo que se inserta por un lado en la rótula y por otro en la tibia, uniendo ambos huesos. Junto al tendón del cuádriceps participa en el movimiento de extensión de la rodilla, de modo que cuando está dañado la rótula pierde su soporte, la rodilla adquiere cierta rigidez y se tienen dificultades para estirar la pierna, especialmente al agacharse, saltar, sentarse, etc.

Desde la introducción hace más de 15 años, de la terapia con Ondas de Choque para tratar lesiones osteomusculares, el número de patologías para las que se demuestra clínicamente su efectividad no ha parado de crecer, tanto para patologías de los huesos, como patologías de partes blandas.

En general, en trastornos subagudos y crónicos, el Tratamiento con Ondas de Choque estimula la reiniciación de procesos de curación estancados, lo cual provoca una remodelación y por lo tanto promueve la curación, mientras que en trastornos agudos, el tratamiento con Ondas de Choque inicia una fase de curación más rápida y efectiva.
Entre las ventajas del tratamiento con Ondas de Choque encontramos: la no necesidad de intervención quirúrgica, la seguridad y la eficacia. Comparado con una cirugía, los costes de la terapia con Ondas de Choque son muy inferiores (aproximadamente el 30% del total).

La terapia de Onda de Choque ofrece una solución simple e inmediata. El paciente tratado siente alivio inmediato después de la primera sesión. Seguido de varios tratamientos la causa y el dolor desaparecen.

Los efectos positivos de la terapia de Ondas de Choque

Desde hace ya años la fisioterapia, entre otras, se beneficia del tratamiento de Onda de Choque.

Esta técnica además de ser una terapia no invasiva, tiene efectos muy positivos:

  • Efectos analgésicos y antiinflamatorios.
  • Aumenta temporalmente la vascularización y activa la angiogénesis.
  • Fragmenta los depósitos calcáreos.
  • Estimula la neosteogénesis en procesos de pseudoartrosis.
  • Estimula el retraso en la consolidación de fracturas.

Por último, aunque no menos importante, hay que destacar el poder de las ondas de choque como alternativa a ciertas intervenciones quirúrgicas, con la reducción del riesgo que esto supone.

La terapia de Ondas de Choque (TOC) segura y eficaz para tratar la fascitis plantar crónica

La fascia plantar es el tejido grueso en la planta del pie. Este tejido conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del pie. Cuando este tejido se inflama o se hincha, se denomina fascitis plantar.

El paciente con fascitis plantar refiere dolor en la parte interna del talón. Dicho dolor se incrementa hasta el punto de provocar cojera tras permanecer en reposo o al levantarse de la cama por las mañanas, aliviándose transcurridos unos pasos.

Se ha demostrado que la terapia de ondas de choque (TOC) mejora significativamente el dolor, la función y la calidad de vida en pacientes con fascitis plantar.

¿Cómo actúan las ondas de choque en el papel regenerador tisular de la fascia plantar?

  • Las ondas de choque emiten impulsos nerviosos. Se bloquea la transmi­sión de tales impulsos al sistema nervioso central.
  • A causa de las ondas de choque, el medio ambiente químico de las células es sustituido por radicales libres que producen sustancias inhibidoras de dolor.
  • Según la teoría de la memoria asociativa de dolor (Wess), las señales de dolor se transmiten en el sistema nervioso central a través de múltiples conexiones sinápticas que hacen que las fibras controlen la tensión muscular. El mecanismo de los reflejos funciona como un circuito de regulación.

El enlace asociativo patológico entre dolor y tensión de músculo o vaso se rompe por el tratamiento con las ondas de choque por su fuerte estímulo y permite de esta manera la nueva impresión de muestras naturales de movimiento. La tensión muscular vuelve a su estado no patológico.

Con toda seguridad, las zonas de dolor tienen una mejor circulación sanguínea después del tratamien­to lo que mejora a largo plazo el metabolismo en las zonas natural­mente poco vascularizadas.

La re­petición del tratamiento aumenta el efecto de las ondas de choque.

¿Qué son las Ondas de Choque?

Las ondas de choque son ondas acústicas de alta energía que pueden generarse de distintas formas tecnológicas diferenciadas por su generador focal o generador radial.

Las ondas acústicas con pico de alta energía usadas en la terapia de ondas de choque interactúan con los músculos, tendones y huesos causando efectos médicos generales de reparación acelerada de tejidos, crecimiento celular, analgesia y restauración de la movilidad.

En una medicina regeneradora, que se utiliza muy asiduamente. En la rehabilitación musculo-esquelética se utiliza para tratar la calcificación, inflamación, y para el alivio del dolor;

  • Fascitis plantar
  • Epicondilitis lateral
  • Hombro doloroso
  • Rodilla de saltador
  • Dolor insercional
  • Tendinopatía crónica
  • Dolor de cadera

Esta técnica es ya un procedimiento terapéutico habitual de primera opción, sobre todo en fisioterapia, ortopedia y medicina deportiva. También en los campos de la estética y la dermatología la utilizan cada vez con mayor auge.

En Policlínica Sekhmet somos especialistas de las Ondas de Choque. La mayoría de nuestros pacientes con problemas de dolor crónico que han sido sometidos al tratamiento de Ondas de Choque han logrado eliminar o paliar su problema.