La evolución de las ondas de choque

La principal ventaja de las ondas de choque frente a cualquier tratamiento es que son un estimulo biológico que actúan sobre los tejidos, no es un proceso quirúrgico. Desde su nacimiento en el año 1996 la evolución de este proceso ha sido a gran escala y muy satisfactorio.

El paciente acude a consulta previamente diagnosticado, se verifica la lesión con un estudio ecográfico, este sirve para localizar el punto exacto donde se deben de aplicar las ondas de choque. La ventaja principal de este tratamiento es que al tratarse de un estímulo biológico, su agresividad tisular(de los tejidos) es mínima.

En Policlínica Sekhmet contamos con una maquinaria de última tecnología y con un equipo especializado para el tratamiento de estas. No requiere anestesia ni medicación, tiene un rápido efecto analgésico y el 90% de los casos tratados han sido satisfactorios.

Anuncios

Acelera tu recuperación con las Ondas de Choque

Las ondas de choque aceleran la recuperación de los tejidos dañados mejorando el aporte sanguíneo y la estructura del colágeno. Las terapias con ondas de choque están indicadas para el tratamiento de patologías muy comunes que se producen tanto en pacientes que siguen un estilo de vida sedentario como en aquellos que practican deporte de manera habitual.

En Policlínica Sekhmet somos especialistas. ¡Llámanos! ✅ 958 806 929

Los beneficios de las ondas de choque para los deportistas

Hacer o practicar simultáneamente un mismo movimiento de una articulación puede llegar a ocasionar diferentes lesiones como la “bursitis”.

¿Qué es esto?

La Bursitis es una pequeña bolsa que sirve para facilitar los deslizamientos de las partes móviles, proteger y amortiguar los huesos y otras partes del cuerpo como los músculos o los tendones. La inflamación aguda o crónica de una bursa se denomina bursitis y se produce cuando se usa una articulación repetidamente o por una lesión anterior. Es algo que afecta en su mayoría a deportistas, y se presenta generalmente en rodillas y codos.

Éstas pueden generarse por dos causas:

  • Causa mecánica: debido a un movimiento repetitivo que provoca microtraumatismos que friccionan la bursa, o por una presión excesiva sobre la articulación.
  • Causa inflamatoria: patología que es previa a esta bursitis y que nos deriva a ella como puede ser una infección, la gota o artritis.

Con las ondas de choque podemos tratar la bursitis, aliviando los síntomas y reducir el dolor en la zona afectada. Consiste en un tratamiento sin cirugía ni anestesia.

Fascitis plantar por uso de chanclas este verano. ¡Soluciónalo con la técnica de Ondas de Choque!

El uso de calzado veraniego como son las chanclas, sandalias, etc. incrementan el riesgo de sufrir fascitis plantar y más patologías que pueden causar dolores en pies, rodillas, cadera o espalda.

La fascitis plantar se produce por un exceso de tensión en la banda que une el calcáneo con la base de los dedos del pie.

La técnica de Ondas de Choque es una opción no invasiva para aliviar el dolor. La práctica habitual es geolocalizar el punto afectado gracias al control ecográfico de alta resolución.Y mediante el poder regenerador se logra la regeneración tisular que acelere los procesos de restructuración.

Las zonas de dolor tienen una mejor circulación sanguínea después del tratamien­to, lo que mejora a largo plazo el metabolismo en las zonas natural­mente poco vascularizadas.

¡Llámanos! En Policlínica Sekhmet te informamos de todo.

Las Ondas de Choque acaban con la tendinitis, heridas y úlceras crónicas

Las Ondas de Choque, gracias a su capacidad regenerativa, estimulan la zona afectada y son capaces de reanudar el proceso de curación de la tendinitis, pseudoartrosis, heridas y úlceras crónicas.

Buenos resultados

  • Los tratamientos se aplican en patologías subagudas, crónicas y subcrónicas.
  • La energía de las Ondas de Choque promueve la curación y reparación de los tejidos.
  • Es un proceso regenerativo. Desbloquea el proceso y se inicia la regeneración.

Si quieres más información sobre las Ondas de Choque, llámanos al 958 80 69 29 o visítanos personalmente en Calle Ciego de Arjona, 3, (Granada).

Ondas de choque, la formación de nuevos vasos sanguíneos

El flujo de nutrientes en la sangre es necesario para iniciar y mantener los procesos de reparación de la estructura del tejido dañado. La aplicación de ondas de choque crea microrupturas capilares en tendón y hueso.

Como resultado de estos procesos de ondas de choque, las arteriolas son remodeladas, estimuladas para crecer y formarse otras nuevas. Los nuevos vasos sanguíneos mejoran el suministro sanguíneo y la oxigenación de la zona tratada y estimulan a la curación más rápida de tanto el tendón como del hueso.

Tratamiento del espolón calcáneo con ondas de choque

El espolón calcáneo es una calcificación del tendón de la fascia plantar en la zona de inserción con el hueso del talón. Generalmente se forma por un exceso de tracción mecánica de la fascia plantar:

  • En biomecánicas deficientes del pie.
  • Por fallos en el mecanismo de Windlass.
  • Por exceso de peso.
  • En ocasiones por problemas metabólicos que hacen que se acumule calcio en regiones tendinosas.

A diferencia de la Fascitis plantar en la que existe un engrosamiento e inflamación local de la inserción, en este caso existe una formación ósea puntiaguda.

La Onda de Choque es una onda acústica portadora de mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos musculo-esqueléticos en estados de dolor agudo y crónico. Estas ondas se caracterizan por un cambio de presión, de corta periodicidad pero de gran amplitud. La energía cinética del proyectil en forma de aire comprimido se transfiere desde el aplicador de la onda adentrándose en el tejido. Este efecto hace que las ondas de choque sean:

  • Activan la angiogénesis: se genera por la rotura de los capilares, una nueva formación de pequeños vasos que mejoraran la circulación en la zona.
  • Analgésicas e antiinflamatorias: se reduce el dolor por la destrucción de terminales nerviosas y se produce un aumento de la liberación de endorfinas.
  • Fragmentan las calcificaciones: la onda de choque ayudará a deshacer la calcificación y ésta se eliminará vía sanguínea.

Si padeces de espolón calcáneo, las ondas de choque son el tratamiento perfecto, por su efectividad y su baja tasa de efectos secundarios. También es vital conocer el origen de la patología mediante el estudio del pie, su morfología y su forma de relacionarse con el suelo así que, será primordial realizar un estudio de la pisada acompañado del tratamiento de ondas de choque.