Reducir el dolor y la inflamación gracias a la técnica del gancho

La fibrolisis diacutánea instrumental o la que es más comúnmente conocida como técnica de “ganchos” es una técnica utilizada en fisioterapia mediante la cual rompemos adherencias y fibrosis presentes en nuestro cuerpo.

Esta técnica es utilizada para lesiones del sistema musculo-esquelético como: epicondilitis, tendinopatías, lumbalgias, ciáticas, tortícolis, fascitis, cervicalgias, pubalgias…Atrapamientos nerviosos y neuralgias como túnel carpiano o neuralgia de Arnold… Estas adherencias se encuentran entre los músculos, tendones, ligamentos… y las envolturas que los mismos tienen. Esos tejidos que nos envuelve se endurecen y se adhiere provocando lo que llamamos fibrosis. Cuando esto ocurre ese tejido pierde elasticidad y genera dolor e inflamación, lo cual también nos lleva a perder movilidad.

Con la técnica del gancho conseguimos llegar a los diferentes tejidos para así romper las adherencias y conseguir un mejor deslizamiento; reduciendo así el dolor y la inflamación.

Recuerda que es una técnica no dolorosa que te puede ayudar en diferentes problemas del aparato locomotor y que la tratamos en Policlínica Sekhmet, gracias a nuestro equipo de especialista.

Anuncios

Tenemos el compromiso de investigar y adaptar las últimas tecnologías y terapias a nuestros pacientes

La función de la fisioterapia y, por tanto, del fisioterapeuta es la de prevenir, tratar y curar enfermedades y en el caso de que quede alguna secuela o discapacidad, ayudar al paciente a su adaptación al entorno.

La fisioterapia es una ciencia que puede ayudarnos a todos, desde niños a ancianos, deportistas, gente sedentaria, con alguna lesión o sin ella a ganar en calidad de vida.

Los profesionales de nuestra clínica tenemos el compromiso de investigar y adaptar las últimas tecnologías y terapias a nuestros pacientes.

El peligro del masaje en la playa

En verano todos vamos a la playa, y pensamos que un masaje con vistas al paraíso puede ser muy reconfortante para activarnos y volver a casa con las pilas recargadas. No obstante, no pensamos en las consecuencias que puede acarrear. La oferta puede ser tentadora, pero no aconsejable.

Estas personas que en verano se dedican a “dar masajes”, no cumplen ningún tipo de qualificación, pero además, tampoco pasan los controles de seguridad e higiene que se necesitan para desempeñar estos trabajos.

Las consecuencias pueden ser espantosas. Ya que recibir este tipo de masajes por personas no cualificadas puede acabar de tal manera que en vez de relajarnos, nos acaban estropeando las vacaciones.

Por eso, desde el departamento de fisioterapia de Policlínica Sekhmet, queremos hablaros de ello. Estos masajes pueden causar lesiones o agravar las que ya tenemos.

Nuestro consejo es que disfrutéis y volváis a visitar a nuestro equipo de especialistas en fisioterapia a la vuelta de vuestras vacaciones.

¡Cuidamos de tu salud!

Acelera tu recuperación con las Ondas de Choque

Las ondas de choque aceleran la recuperación de los tejidos dañados mejorando el aporte sanguíneo y la estructura del colágeno. Las terapias con ondas de choque están indicadas para el tratamiento de patologías muy comunes que se producen tanto en pacientes que siguen un estilo de vida sedentario como en aquellos que practican deporte de manera habitual.

En Policlínica Sekhmet somos especialistas. ¡Llámanos! ✅ 958 806 929

Consejos para los viajes de verano

Los viajes largos en avión, autobús o coche, ciertas malas posturas, ejercicios forzados, carga de pesos…pueden estropear nuestro momento de relax y ocasionarnos alguna lesión.

Aquí os damos algunos consejos para que esto no nos arruine las vacaciones:

  • Elegir la postura adecuada: Hombros y espalda recta, piernas semiflexionadas y los cojines de viaje nos serán de ayuda.
  • Cambios de postura: Solemos permanecer en la misma postura durante mucho tiempo sin darnos cuenta. Debemos, por tanto, cambiar de postura frecuentemente.
  • Descansar y andar: Si viajamos en coche durante horas es recomendable parar cada dos horas para andar un poco y hacer estiramientos. Si viajamos en avión, lo recomendable es caminar por el pasillo si el viaje es largo.
  • Las cargas de peso: Es importante levantar el peso de nuestro equipaje de forma adecuada. Evitar movimientos bruscos y esfuerzos excesivos, evitaran un posible dolor de espalda. Doblar las rodillas en lugar de la espalda es lo más importante cuando cogemos mucho peso.
  • Calzado y ropa cómoda: Zapatos cómodos, que no aprieten ni rocen. El calzado no solo afecta a los pies sino también a la espalda. El resto de nuestra ropa también es importante. Por ejemplo, ropa holgada que facilite la circulación es la más adecuada.
  • Cuidado con el aire acondicionado: Además de poder suponer un resfriado veraniego, el aire directo al cuello o espalda puede ser perjudicial para nuestros huesos y músculos aunque no lo notemos. Controlar la dirección del aire o taparse el cuello es la mejor manera de prevenir futuros dolores.

No obstante, tras nuestro periodo de vacaciones, es importante visitar a nuestro fisioterapeuta y traumatólogo para estar preparados para la vuelta a la rutina.

¿Conoces la WhatsAppitis?

Todo en exceso es perjudicial para nuestra salud. Podemos describir el whatsappitis por todas las molestias en los tendones y túnel carpiano, por el uso desmesurado del móvil.

El uso de los móviles están generando un nuevo tipo de lesiones, concretamente de tendinitis, que afectan especialmente a los pulgares, que son los dedos más utilizados para teclear mientras se sujeta el teléfono con las dos manos.

¿Cómo evitar las lesiones por dispositivos móviles?

  1. Haz una buena gestión del tiempo que pasas conectado a dispositivos móviles.
  2. Elige bien el dispositivo con el que vas a trabajar si debes trabajar con él. Es preferible utilizar tablets u ordenador.
  3. Usa un apoyo para tu móvil, eso hará que no dañes tus cervicales.
  4. Ejercita la mano. Haz ejercicios para estirar los dedos de la mano después de escribir.

Los beneficios de las ondas de choque para los deportistas

Hacer o practicar simultáneamente un mismo movimiento de una articulación puede llegar a ocasionar diferentes lesiones como la “bursitis”.

¿Qué es esto?

La Bursitis es una pequeña bolsa que sirve para facilitar los deslizamientos de las partes móviles, proteger y amortiguar los huesos y otras partes del cuerpo como los músculos o los tendones. La inflamación aguda o crónica de una bursa se denomina bursitis y se produce cuando se usa una articulación repetidamente o por una lesión anterior. Es algo que afecta en su mayoría a deportistas, y se presenta generalmente en rodillas y codos.

Éstas pueden generarse por dos causas:

  • Causa mecánica: debido a un movimiento repetitivo que provoca microtraumatismos que friccionan la bursa, o por una presión excesiva sobre la articulación.
  • Causa inflamatoria: patología que es previa a esta bursitis y que nos deriva a ella como puede ser una infección, la gota o artritis.

Con las ondas de choque podemos tratar la bursitis, aliviando los síntomas y reducir el dolor en la zona afectada. Consiste en un tratamiento sin cirugía ni anestesia.