Tenemos el compromiso de investigar y adaptar las últimas tecnologías y terapias a nuestros pacientes

La función de la fisioterapia y, por tanto, del fisioterapeuta es la de prevenir, tratar y curar enfermedades y en el caso de que quede alguna secuela o discapacidad, ayudar al paciente a su adaptación al entorno.

La fisioterapia es una ciencia que puede ayudarnos a todos, desde niños a ancianos, deportistas, gente sedentaria, con alguna lesión o sin ella a ganar en calidad de vida.

Los profesionales de nuestra clínica tenemos el compromiso de investigar y adaptar las últimas tecnologías y terapias a nuestros pacientes.

Anuncios

Mejora la calidad del sueño gracias a la fisioterapia

Un buen descanso es fundamental para nuestra salud. Una buena calidad del sueño ayuda a la recuperación del organismo y optimiza la condición física. Ya que durante el descanso, nuestro organismo se recupera de la carga que le hemos aplicado durante todo el día.

Actualmente no es habitual que seamos capaces de dormir 7-8 horas de forma regular. El ritmo de nuestro día a día, nuestras relaciones sociales, el estrés… son algunos de los muchos factores que nos evitan descansar bien.

Durante las horas de sueño se llevan a cabo toda una serie de procesos biológicos en los que se reparan tejidos, se restauran funciones orgánicas, se modulan los procesos del sistema nervioso central…etc.

La fisioterapia es una gran aliada para mejorar la calidad de sueño

  • Reduce la tensión de los músculos y otros tejidos blandos
  • Activa procesos de “limpieza” de residuos químicos propios del trabajo muscular
  • Relaja y disminuye el estrés y la fatiga
  • Mejora la sensación de bienestar


Los beneficios de la fisioterapia contra el estrés

El estrés es un problema que en mayor o menor medida casi todos lo padecemos. Este problema genera consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud cuando es intenso o se prolonga en el tiempo. Además, origina insomnio, dolores de cabeza, menor rendimiento en el trabajo… Por eso, para intentar combatirlo necesitamos:

  • Identificar las situaciones que nos provocan estrés.
  • Hacer ejercicio, libera endorfinas, lo que hará que te sientas mejor.
  • Una dieta equilibrada.
  • Dormir entre 6 y 8h al día.

Además, ya existen estudios que certifican que la fisioterapia ayuda en la autoestima, y a la recuperación funcional del paciente.

Cada persona tiene una zona en la que acumula más tensión. Por eso, a cada paciente se le aplica la técnica más adecuada; el masaje, la terapia muscular, el tratamiento cráneo-sacral, la liberación miofascial, etc.

Llámanos al 958 80 69 29 y cuéntanos tu caso. En Policlínica Sekhmet contamos con un equipo especializado en las técnicas más innovadoras en fisioterapia.

¿La Fisioterapia ayuda a la fibromialgia?

Cada día son más oídos los casos de fibromialgia. Es una enfermedad crónica que se caracteriza por causar dolores en los tejidos blandos del cuerpo. La persona que padece la fibromialgia siente una amplia variedad de síntomas.

fibromialgia

Se desconocen cuáles son sus causas. Pero se sabe, que su desarrollo tiene una relación directa con haber sufrido algún tipo de trauma. 

Además de dolor y agotamiento, los pacientes con fibromialgia pueden sufrir otros síntomas. Por ejemplo anquilosamiento o rigidez del cuerpo, dolores de cabeza, trastornos del sueño, depresión, ansiedad, hipersensibilidad sensorial y un largo etc.

¿Por qué uno de los tratamientos más eficaces que se propone para mejorar la calidad de vida de los pacientes es la fisioterapia?

 El sistema nervioso central se encuentra afectado por un proceso de sensibilización central. Los pacientes sienten un dolor sin que haya un daño real en el tejido. 

A través de la fisioterapia se trabajarán todos los tejidos blandos afectados. La movilidad de las articulaciones y la calidad de la musculatura mejorará, lo que ayudará a disminuir el dolor.

El ejercicio comenzará primero a activar la musculatura profunda y estabilizadora del cuerpo. Se trabajará sobre el control del esquema corporal y para posteriormente pasar a realizar actividad física aeróbica, ejercicios de fortalecimiento y flexibilización suaves. Lo que se pretende con ello es mejorar tanto el estado de salud como la calidad de vida de los pacientes.