Se acabó el verano y las temperaturas tan calurosas. Ahora nos encontramos con cambios repentinos de última hora y bastante bruscos. Estos cambios de tiempo hacen también que nos afecte a nuestro cuerpo.

A nivel emocional es lógico que nos afecte cuando volvemos de vacaciones o tenemos previsto algún plan al aire libre, pero ¿Cómo nos afecta a nivel físico?

Ante situaciones con la misma temperatura, tendremos sensación de más frío el día que haya más viento. La sensación térmica es menor y el cuerpo lo nota, por lo que nuestra temperatura corporal puede bajar, y cuidado, es un momento ideal para acatarrarnos.

Si la sensación térmica es menor y sentimos más frío, eso afecta a las personas con problemas en las articulaciones y huesos. Esto incluso nos hace tener más dolor en los momentos que los cambios de temperatura son inminentes.

Por ello, con los días de tiempo adverso, cuando sentimos dolores de huesos, es recomendable acudir a tu fisioterapeuta. Lo que conseguiremos con ello será reducir la sensación de dolor.

Por eso, a la vuelta de las vacaciones y con los cambios de temperatura, te esperamos en Policlínica Sekhmet para cuidar siempre de tu salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s