En estas fechas llenas de cenas y comidas opulentas necesitamos cuidar nuestro sistema digestivo. Para ello, os vamos a dar unos trucos que van a ayudar a que esas comilonas sean menos pesadas.

Sabemos que comer no es solo una necesidad, sino un placer, y no cabe duda de que masticar pausadamente nos permite disfrutar mucho más de la comida.

Una masticación incompleta y demasiado rápida puede contribuir a que ganemos peso – porque no permitimos que las señales de saciedad lleguen al cerebro -, gases, reflujo gastroesofágico, desvío de comida a las vías respiratorias, colon irritable, hipo y otros problemas digestivos.

Es importante aprender a masticar. Por ello, el acto de masticar se realiza de forma casi inconsciente. Te damos unos cuantos consejos para mejorar:

  1. Antes de empezar a comer. Intenta relajarte, para evitar la ansiedad. Seremos más conscientes de cuando estamos saciados, reduciendo así la cantidad de comida.
  2. Utiliza el cuchillo para cortar los alimentos en trozos pequeños que puedas masticar cómodamente. 
  3. Dedica a la comida al menos 30 minutos, come sin prisas disfrutando de los matices (sabores, texturas, aromas, colores) antes, durante y después de cada bocado.
  4. Acompaña la comida con agua pero sin abusar. Tomar pequeños sorbos mientras comemos nos ayuda a ensalivar y a que los alimentos pasen con más facilidad por el tracto digestivo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s